miércoles, 20 febrero 2019

Conocimiento Empírico

E-mail

 

Se ha meditado acerca de este conocimiento empírico del mundo vivido, sobre todo después del resurgimiento de la ciencia moderna, que conviene subrayar sus méritos y su importancia. En efecto, por una parte es ampliamente suficiente para las necesidades de la vida cotidiana, hasta el punto que, fuera de su especialidad, todo científico se convierte de nuevo en empirista, reanudando con la naturaleza el diálogo eterno del sentido común. Por otra parte, no hay que olvidar que dicho conocimiento, susceptible de afinarse por el sentido crítico, ha sido el de toda la humanidad hasta la edad científica, y sigue siendo el de las técnicas, de las artes utilitarias y de la vida social.


expertosPues, de hecho, conserva una prioridad en la vida práctica y, por ello, es el punto de partida de cualquier conocimiento del mundo, en particular del conocimiento científico; Todo el universo de la ciencia, afirma M. Maurice Merleau-Ponty (1908-1961), se construye sobre el mundo vivido y si queremos pensar con rigor la ciencia misma, apreciar exactamente su sentido y su alcance, tenemos que despertar primero esta experiencia del mundo de la que es su expresión secundaria (Phénomenologie de la perception, 1945).


Saber Filosófico
La filosofía, respecto a su propia historia, conserva un vínculo fundamental, pues dado su carácter itinerante y siempre en constitución, como dice Javier Zubiri (1898-1983), vuelve siempre en formas concéntricas o en forma de espiral sobre sus fuentes, su punto de partida, su objeto, su método, sus problemas y sobre un núcleo de respuestas y sistemas que no son un agregado de tesis sino una articulación histórica relacionada con la historia misma del hombre y de la cultura. La filosofía, como saber filosófico, no es estrictamente un saber acumulativo progresivo como en las ciencias particulares, es posible y factible un comenzar no desde cero sino desde los fundamentos de otros puntos de partida.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos